Nada es lo que parece. Javier Ontoria.

El interés que suscita entre los artistas los asuntos de la historia y el modo en que ésta vertebra nuestro presente no puede pasar inadvertido en esta fase todavía incipiente de nuestro siglo XXI. El pasado, el que concierne al arte y el que no, es objeto de análisis y

deconstrucciones sistemáticos que evidencian un interés por los (…)

Soy una artista sin formato. Sol Alonso.

¿Carne o pescado? El trabajo audiovisual de Barbara Fluxá (Madrid, 1974) surge de las aguas de un río y se han mostrado en el antiguo Matadero de Madrid, hoy convertido en espacio para el arte más contemporáneo. Difícil apostar con ventaja (…)

(Poner) Las cosas en su lugar. José Marín Medina.

Bárbara Fluxá pertenece a la generación más reciente de esa constelación de artistas que tuvo su big-bang en la Quinta Documenta de Kassel (1972), cuando Harald Szeemann -su director- marcó un hito para la expansión de unas poéticas (operaciones de índole estética a un mismo tiempo (…)

Testimonios de una civilización perdida. Miguel Cereceda.

Ni las cajas de detergente Brillo ni sus latas de sopa Campbell ni las Coca-colas de Andy Warhol eran verdaderas. Tampoco las dos latas de cerveza Balantine de Jasper Johns (1960), fundidas en bronce, eran dos verdaderas latas de cerveza. Inauguraban sin embargo una tradición de (…)